Ciencia y salud

Una alta capacidad en cálculo es lo que mantiene alejadas a las mujeres de las carreras científicas.
Rosa de Pueblo

Una alta capacidad en cálculo es lo que mantiene alejadas a las mujeres de las carreras científicas.

Descubierta la razón de la escasez de mujeres en el mundo de la ciencia

Es una realidad preocupante: las mujeres elijen las carreras científicas en mucha menor proporción que los hombres. Muchos tésis han intentado explicar las razones de esta situación, pero es un reciente estudio del Ministerio de la Ciencia el que lleva a una ilustrativa conclusión: las mujeres, simplemente, son muy buenas con el cálculo y la lógica y ya desde pequeñas y/o jóvenes entienden claramente que dedicarse a las ciencias es una decisión en donde a ellas no salen las cuentas.

Según las conclusiones de este estudio las mujeres, desde niñas, suman con precisión factores presentes en su entorno: falta de figuras femeninas que les sirvan de modelos (las niñas no pueden imaginarse haciendo cosas que no ven hacer a mujeres), abundancia de figuras femeninas en profesiones de asistencia y cuidados, reforzamiento de sus habilidades de cuidados e invisibilización de sus habilidades de análisis y experimentación (sobre todo en los juguetes que les son destinados), entre otros. 

En la época de la adolescencia las jóvenes siguen sumando factores:  su entorno social le impone un determinado aspecto, se espera de ellas dulzura, belleza, se celebran sus habilidades sociales y de cuidados, se obvian sus habilidades intelectuales, si son buenas en mates oyen la frase de fondo “y eso que es una chica”.

Ya adultas, las pocas mujeres que contra todo pronóstico eligen una carrera científica y comienzan un camino profesional en las áreas de investigación se encuentran con que estas profesiones suelen ser mal pagadas principalmente en los primeros años, que no dejan espacio a la conciliación familiar y que están llenas de hombres que no se dedican de igual manera que ellas al entorno familiar, se encuentran con casos de acoso que no sufren sus compañeros y con exigencias estéticas de las que tampoco son objeto sus compañeros.

Frente a una perspectiva así, las mujeres, demostrando una altísima capacidad de cálculo y de evaluación coste-beneficio deciden no apuntarse a este maratón en el que ellas llevan piedras y ellos globos, y resuelven no dejarse la vida en las carreras científicas.

Al menos hasta que los factores no cambien, el cálculo que hacen es matemáticamente impecable.

Es útil ver:

https://elpais.com/especiales/2018/mujeres-de-la-ciencia/

https://mujeresconciencia.com/mujeres-con-ciencia/

 

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación
y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Leer mas.